Afinar el universo

Se dice que hace mucho tiempo los músicos sabían que el universo entero se encuentra en el corazón humano, que el mundo está construido según un plan musical, que los sonidos tienen el poder de destruirnos o de salvarnos.

 

Stanislas Germain sigue la tradición milenaria y olvidada de esos ancestros. Con su laúd construido de sus manos, su música busca hablar el lenguaje del universo.

 

En este concierto, como los antiguos juglares, Stanislas reúne canciones de varios tiempos y lugares. Desde canciones de los Cancioneros Españoles del Renacimiento, canciones tradicionales de Francia y Québec, músicas medievales, hasta sus improvisaciones y nuevas composiciones.